El espejo

Las piernas se abren, el tiempo se refleja,
mi habitación color semiblanco
torna a su naturaleza roja,
violenta, salvaje.
Cronos penetra las rocas de tu mar,
sutil arroyo enmascarado
en la tumba que es cuerpo.
Intentos únicamente.
Complejidad humana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s